La UIB participa en una iniciativa pionera para crear en Mallorca el primer ecosistema de hidrógeno del sur de Europa

El proyecto GREEN HYSLAND prevé una inversión de 50 millones de euros en los próximos cinco años para producir hidrógeno verde a partir de energía solar y avanzar hacia la plena descarbonización de la economía de las Islas Baleares

La Universidad de las Illes Balears, a través del grupo de investigación en Ingeniería Energética (GREEN) del Departamento de Ingeniería Industrial y Construcción, y de investigadores del Departamento de Economía Aplicada, participa en el proyecto europeo GREEN HYSLAND. Esta iniciativa pionera pretende desplegar un ecosistema de hidrógeno (H2) verde plenamente funcional en Mallorca, convirtiendo la isla en el primer centro de H2 del sur de Europa. Para ello, se producirá hidrógeno verde a partir de energía solar fotovoltaica para su posterior suministro a los usuarios finales, como los sectores: turístico, transporte, industria y energético de la isla; incluida su inyección a la red canalizada de gas natural para el uso final en aplicaciones térmicas, reduciendo así significativamente sus emisiones de gases invernadero. 

El proyecto, que prevé una inversión de aproximadamente 50 millones de euros en los próximos cinco años, ha proporcionado una hoja de ruta para el desarrollo de una economía del H2 en Mallorca y las Islas Baleares, en línea con los objetivos medioambientales establecidos por la UE para 2050. De hecho, el hidrógeno contribuirá a aumentar la penetración de las energías renovables en el sistema energético balear, permitiendo avanzar hacia la plena descarbonización de la economía.

La experiencia de GREEN HYSLAND proporcionará a la UE un modelo para la descarbonización de las economías insulares, y un ejemplo operativo de la contribución del H2 a la transición energética para alcanzar los objetivos para 2050 de una economía neutra en emisiones. Así, se prevé el desarrollo de réplicas de las experiencias y modelos de negocio en otras cinco islas de la Unión Europea (Madeira, Tenerife, Aran, Islas Griegas y Ameland) y más allá (Chile y Marruecos).

La contribución de la UIB

La participación de la UIB, a través del grupo de investigación en Ingeniería Energética (GREEN) y el Departamento de Economía Aplicada, en el proyecto GREEN HYSLAND se centrará en diversos aspectos fundamentales, como son: 

En primer lugar, en el análisis del ciclo de vida de la planta de hidrógeno con especial énfasis en sus impactos ambientales y sobre el entorno socioeconómico de las Islas Baleares. 

En segundo lugar, en el desarrollo de estudios técnicos orientados al despliegue del hidrógeno verde y sus aplicaciones finales en el ámbito de las Islas Baleares, así como participar junto al Instituto Balear de la Energía (IBE) en la confección de la hoja de ruta del Hidrógeno Verde de las Islas Baleares.

Finalmente, en la organización de actividades divulgativas, educativas y formativas específicas para tecnólogos en el ámbito del hidrógeno verde. 

¿Qué es el hidrógeno verde?

El hidrógeno es la molécula más pequeña del universo que, combinada con el oxígeno, forma agua y genera electricidad y calor sin emisiones cuando se recombina en una pila de combustible. El hidrógeno puede producirse a partir de un gran número de fuentes de energía primaria y mediante diversos procesos técnicos.

En la actualidad, el hidrógeno se produce mayoritariamente a partir de combustibles fósiles, lo que se denomina hidrógeno "gris". Menos del 5% se produce mediante electrólisis del agua, que es el proceso de introducir electricidad en el agua (H2O) para dividir la molécula de agua en una molécula de H2 y otra de oxígeno (O2). Cuando se utiliza electricidad procedente de una fuente de energía renovable, el hidrógeno pasa a etiquetarse como renovable o "verde".

En GREEN HYSLAND, el hidrógeno verde se producirá mediante electrólisis alimentada por energía eléctrica fotovoltaica.

¿Por qué en Mallorca? 

Mallorca es la comunidad insular mejor situada de la UE para avanzar hacia el despliegue a escala comercial de las tecnologías basadas en el H2 verde, posicionándola a la cabeza para albergar el primer centro de H2 verde en el sur de Europa, debido a:

1. Los recursos disponibles y los objetivos gubernamentales establecidos para el despliegue a gran escala de las energías renovables.

2. Una industria turística consolidada, y referente internacional, que recibe más de 16 millones de turistas al año, con potencial para el despliegue de tecnologías de H2 y pilas de combustible en aplicaciones de gran visibilidad en infraestructuras hoteleras, aeropuertos, puertos, ferris y flotas de vehículos de alquiler.

3. Una infraestructura de gas canalizado moderna y completamente desplegada, que gracias a la inyección de cantidades crecientes de H2 verde se avanzará en su descarbonización.

4. Una sólida infraestructura del conocimiento e innovación liderada por la industria con el apoyo de centros nacionales de excelencia con reconocida experiencia, como es la UIB. 

5. Un apoyo político y financiero total, por parte del gobierno regional de las Islas Baleares y el Gobierno de España.

Financiación

GREEN HYSLAND es un proyecto con una duración de 5 años que tiene prevista una inversión inicial de aproximadamente 50 millones de euros. Las contribuciones financieras provienen de la Comisión Europea a través de la Fuel Cells and Hydrogen Joint Undertaking (FCH JU) y de los recursos propios de los diferentes miembros del consorcio. A su vez, el proyecto ha sido declarado como Proyecto Estratégico por el Govern de las Illes Baleares, además de contar con el apoyo del Gobierno de España a través del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) y del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Fecha del evento: 10/06/2021

Fecha de publicación: 10/06/2021