Premio a la mejor comunicación científica para el Laboratorio de Biología Molecular, Nutrición y Biotecnología

El póster ha sido galardonado en el VII Simposio del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición

 

El VII Simposio del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) ha otorgado el premio a la mejor comunicación científica a un póster sobre una investigación de los investigadores del Laboratorio de Biología Molecular, Nutrición y Biotecnología (LBNB) de la UIB, que dirige el doctor Andreu Palou y que forma parte del CIBEROBN. El trabajo lo han elaborado la alumna de doctorado Nara Szostaczuk y los investigadores del LBNB Andreu Palou, Catalina Picó, Teresa Priego y Mariona Palou.

El Simposio se ha realizado los días 15 y 16 de octubre en El Escorial (Madrid), y ha reunido a destacados investigadores nacionales e internacionales del ámbito de la obesidad y la nutrición. Se han expuesto los últimos avances científicos, así como los principales retos y las nuevas vías de investigación biomédica para el conocimiento y abordaje de este gran problema de salud pública en la sociedad actual que es la obesidad.

La leche materna contra la obesidad

El estudio premiado investiga el papel de la leptina, una proteína presente de manera natural en la leche materna, contra la obesidad en la edad adulta. El trabajo de los investigadores del LBNB de la UIB parte de la base que ciertas condiciones adversas durante la gestación, como una restricción calórica materna, determinan una mayor susceptibilidad de la descendencia a padecer obesidad y otras complicaciones relacionadas, como la diabetes. El estudio demuestra, en ratas, que la ingesta de dosis fisiológicas de leptina durante la lactancia es capaz de revertir gran parte de las alteraciones asociadas a una restricción calórica moderada durante la gestación, que se hacen aparentes en la edad adulta, particularmente cuando los animales se exponen a dietas obesogénicas. En concreto, las crías de animales expuestos a una restricción calórica materna del 20 por ciento durante la primera mitad de la gestación presentaron en edad adulta una mayor acumulación de grasa, menor sensibilidad a la insulina y niveles elevados de triglicéridos en sangre. Además, mostraron menor actividad locomotora y menor gasto energético. Estas alteraciones no se encontraron en los animales que durante la lactancia se suplementaron con cantidades fisiológicas de leptina. Estos resultados, junto con otros relacionados obtenidos en esta línea de trabajo que lleva a cabo el LBNB, demuestran la importancia de la ingesta de leptina durante la lactancia de cara a la prevención de la obesidad ya desde etapas primerizas de la vida.

Fecha de publicación: 20/10/2015