Escuchar

La UIB aplicará un protocolo de prevención para las pruebas de acceso a la Universidad

Con los primeros datos de preinscritos, el número de alumnos supera los 5.500, lo que representa un aumento del 30 por ciento respecto del año pasado

 

La UIB ha preparado un protocolo de medidas de prevención y actuación, que garanticen la seguridad sanitaria de todos los alumnos que se presenten a las pruebas de bachillerato de acceso a la Universidad (PBAU), que se celebrarán los días 7, 8 y 9 de julio en las Islas Baleares. Con los primeros datos de preinscritos, el número de alumnos supera los 5.500, lo que representa un aumento de un 30 por ciento respecto del año pasado. El período de pago de matrícula permanecerá abierto hasta el día 6 de julio.

La organización de las pruebas de acceso a la Universidad de este año ha sido mucho más compleja que otros años para garantizar la seguridad sanitaria de los participantes, manteniendo el rigor y la calidad académica y garantizando la igualdad de condiciones para los alumnos.

En primer lugar, la Consejería y la UIB han ampliado el número de espacios para hacer las pruebas en Mallorca, que pasan de 3 a 9 para poder garantizar que se adopten las condiciones de seguridad sanitaria necesarias y la facilidad de acceso. En Menorca, se hará en el recinto ferial de Maó y en la sala multiusos de Ciutadella; en Ibiza, en el recinto ferial y, en Formentera, en el IES Marc Ferrer.

Así, a diferencia del año pasado, en Mallorca se habilitan seis espacios fuera de Palma: el Auditorio de Peguera, la Fábrica Ramis (Inca), el polideportivo de Alcúdia, la antigua terminal del aeropuerto de Palma, el polideportivo de Manacor y del Espacio 36 de Sant Llorenç des Cardassar. En el caso de Palma: el campus de la UIB (pasa de 2 a 8 edificios), el Velódromo de las Islas Baleares y el Palacio de Congresos. En todas las sedes de la PBAU, los exámenes se realizarán en las mismas condiciones de ergonomía (con mesa propia) y de climatización (con aire acondicionado). Durante la realización del examen está garantizada la distancia interpersonal.

También el equipo de coordinación y el profesorado se ha ampliado para la edición de este año. En el desarrollo de las pruebas, participarán un jefe de expedición para cada punto de examen, como responsable académico, y un coordinador de punto de examen por cuestiones logísticas. El número de profesores implicados en las pruebas supera los 250 y habrá también una veintena de alumnos colaboradores que llevarán camisetas que los identificarán para ayudar a los alumnos.

Como novedad respecto al año pasado, este año se han modificado los horarios de las materias de examen para evitar aglomeraciones en las sedes de la PBAU. Así, las pruebas de primera hora congregarán alrededor del 40 por ciento de los alumnos y se escalonará la entrada del 60 por ciento restante a la segunda hora.

Además, se dará más tiempo de descanso entre cada prueba, para facilitar que las aulas se puedan desinfectar. Mientras se realicen las pruebas, el servicio de limpieza higienizará y desinfectará los lavabos y los exteriores del aula.

Como norma general, será obligatorio llevar puesta máscarilla higiénica, a ser posible, reutilizable o quirúrgica. En cada aula, habrá gel hidroalcohólico en la entrada para que los alumnos puedan limpirarse las manos al entrar y salir de cada examen.

Además, dentro del aula, habrá señalizadas las sillas habilitadas para garantizar la distancia entre los alumnos o se instalarán mesas y sillas separadas para garantizar la distancia de seguridad.

Cuando el estudiante ya se haya sentado en la silla asignada para hacer el examen, dado que estará garantizada la distancia interpersonal, no será necesario que lleve la máscarilla puesta.

Los exámenes estarán sobre la mesa en cada uno de los lugares asignados para evitar los movimientos innecesarios en el aula.

Los alumnos deberán llevar el DNI, NIE o pasaporte, bolígrafo azul o negro, calculadora, diccionario, líquido corrector, y otros materiales que puedan necesitar, ya que no será posible dejárselo. También es recomendable llevar agua y comida, porque no está garantizado que las cafeterías estén abiertas.

Cuando los alumnos salgan de una prueba no podrán quedar por los pasillos, sino que deberán salir del edificio y llevar puesta la máscarilla cuando no sea posible respetar la distancia mínima de seguridad sanitaria.

Los alumnos con necesidades específicas de apoyo deberán hacer las pruebas en el campus, Inca, Manacor, Ciutadella, Maó, Ibiza o Formentera, dado que son los únicos puntos de examen que reúnen las condiciones adecuadas para poderles dar el apoyo específico que requieren. La asignación se ha hecho eligiendo el punto más cercano a su centro.

No pueden ir a hacer el examen las personas con sintomatología compatible con COVID-19, las que estén en aislamiento para diagnóstico o las que estén en cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19.

El día 2 de julio, a través de las plataformas GESTIB y UIBdigital, los alumnos dispondrán de la información definitiva sobre el espacio y el aula donde les corresponde realizar el examen.

Tanto la Consejería como la UIB quieren destacar la colaboración activa de los ayuntamientos implicados para facilitar todo el operativo necesario para poder hacer las pruebas.

Más información sobre las PBAU

 

 

Documentos relacionados

Fecha de publicación: 03/07/2020