Escuchar

El impacto económico de la Copa del Rey de vela

Un estudio de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) revela el interés general de la regata organizada por el Real Club Náutico de Palma

La 37 Copa del Rey MAPFRE de vela tuvo el año pasado un impacto económico de 17.493.356 de euros para la economía de Mallorca. Así lo indica un estudio dirigido por las doctora María Antonia García Sastre y Margarita Alemany, profesoras titulares de Economía de la Empresa de la Universitat de les Illes Balears (UIB), que fue presentado este mediodía en el Real Club Náutico de Palma (RCNP).

El acto contó con la asistencia del rector de la institución académica, Llorenç Huguet; el vicerrector de Innovación y Relaciones Institucionales, Jordi Llabrés, y el gerente de la Fundació Universitat Empresa, Lluís Vegas, así como del presidente del club organizador, Javier Sanz, y el equipo de investigación responsable del trabajo.

La cifra, que Sanz califica de «espectacular», se refiere a la contribución de este acontecimiento deportivo a diversas actividades económicas como el transporte marítimo, aéreo e interior, el alojamiento, la oferta complementaria, el ocio, la cultura y los servicios relacionados con la organización y el mantenimiento de las embarcaciones inscritas.

El estudio se circunscribe a los ocho días que duró el acontecimiento del año pasado, desde las dos jornadas previas de mediciones y registro de participantes (28 y 29 de julio) hasta la última de las seis restantes de competición (del 30 julio al 4 de agosto).

2,2 millones de euros al día

«Cada día, la Copa del Rey aporta 2,2 millones de euros a la economía de su entorno, lo que da idea de la magnitud deportiva y la relevancia turística y social de esta regata», afirmó Javier Sanz, quien agregó que esta «contribución al interés general forma parte del ADN del Real Club Náutico de Palma, una entidad cuyo fin principal es el fomento deporte».

La doctora García Sastre explicó que el trabajo se realizó sobre el terreno y mediante la obtención de datos de armadores (dueños de los barcos), regatistas, técnicos, periodistas, invitados y empresas patrocinadoras.

El mayor impacto económico de la Copa del Rey corresponde a los propietarios de los 155 barcos de 29 países que el año pasado tomaron parte en la competición, quienes realizaron un gasto de 6.422.244 euros. Los 1.840 regatistas generaron otros 4.382.058 de euros y se situaron como el segundo grupo más beneficioso para la economía mallorquina, seguidos de los invitados a la regata (2.924.386 euros), el propio RCNP (1.809.203 euros), las marcas patrocinadoras (1.427.910 euros), los medios de comunicación (345.158 euros) y los técnicos de la organización (182.399 euros).

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de María Antonia García Sastre llevo a cabo un arduo trabajo de campo diseñando instrumentos de investigación específicos para cada grupo observado e incorporando técnicas de neuromarketing en el proceso de recogida de datos.

4,6 millones en alojamientos

El sector que más provecho obtuvo de la Copa del Rey MAPFRE fue el del alojamiento turístico, con 4.621.925 euros. Le siguieron la restauración, los supermercados y otros proveedores de comida, que alcanzaron los 3.348.491 euros de facturación de clientes directamente relacionados con la regata, y las compañías aéreas y marítimas, que sumaron 2.626.346 euros. Taxis, autobuses y empresas de alquiler de vehículos alcanzaron los 676.435 euros, mientras que los asistentes a la regata, ya sea como participantes, como invitados o como periodistas, gastaron 829.689 euros en ocio, 735.920 en equipamiento deportivo y 743.936 en compras y regalos, entre otros.

La investigación realizada por la UIB revela que el gasto medio de los asistentes a la Copa del Rey oscila de manera notable dependiendo de si se trata de un armador (2.668 euros), un invitado (408 euros), un regatista (181 euros), un periodista (212 euros) o un técnico (119 euros). En cuatro de los cinco grupos ese desembolso por jornada es superior al del turista convencional que visita Mallorca (144,59 euros).

Notable alto como destinación deportiva

Otro dato relevante que detecta el estudio de la doctora García es la alta fidelidad de los diferentes segmentos observados hacia el evento deportivo y muy especialmente los armadores, que en un 76% de los casos manifiestan la alta probabilidad de participar en futuras ediciones de la Copa del Rey dada su buena organización, al tiempo que otorgan un notable alto a Mallorca como destino deportivo (8,22), por encima incluso de la valoración que la Isla les merece como destino vacacional (7,93).

A juicio de María Antonia García, la Copa del Rey es un evento de dimensión internacional que además de generar importantes impactos económicos, «proyecta a los mercados turíticos emisores una imagen de destino deportivo acorde con las nuevas demandas del turista activo».

Resultado muy satisfactorio, pero no sorprendente

El Rector de la UIB, Llorenç Huguet, destacó la experiencia del equipo investigador en el impacto económico de diferentes eventos deportivos y la importancia de este tipo de iniciativas que permiten hacer efectiva la transferencia de conocimiento de la universidad a la sociedad.

El presidente del Real Club Náutico de Palma se mostró «muy satisfecho pero no sorprendido» por el resultado del estudio. «Siempre hemos intuido que el impacto económico de la Copa del Rey de vela es enorme. Lo que nos aporta este magnífico trabajo de investigación es el aval de la UIB y la certeza de que somos organizadores de un acontecimiento de interés general para Baleares», señaló Sanz, quien quiso también hacer referencia al resultado de un estudio realizado por la auditora privada Mark Com Works, el cual cifra en 48.759.627 de euros el retorno económico generado por las 1.339 noticias en prensa de papel, 165 cortes de televisión, 6.259 publicaciones online y 180 referencias de radio recogidas en la última edición de la Copa del Rey MAPFRE.

«Este dato es también muy importante, pues revela la relevancia promocional de la Copa del Rey. La imagen que nuestra regata transmite de la ciudad de Palma y la isla de Mallorca no se podría sufragar con una campaña de publicidad convencional», apostilló Sanz.

Documentos relacionados

Fecha de publicación: 21/02/2019