Escuchar

De ASPACE a las aulas de la UIB

«¿Cómo os sentís cuando encontráis a alguien en silla de ruedas por la calle?»

Es solo una de las muchas preguntas que un grupo de jóvenes con parálisis cerebral, de la Asociación de Parálisis Cerebral ASPACE, han planteado a un grupo de estudiantes de Psicología de la UIB. Han venido al campus en un bus adaptado, con las sillas de ruedas, con los aparatos electrónicos que algunos utilizan para comunicarse y con muchas ganas de compartir un rato con los jóvenes universitarios de Psicología.

Se trata de un encuentro en el marco de la asignatura optativa de grado de Psicología Psicología de la Discapacidad y la Dependencia, que pretende formar a los estudiantes en dichos ámbitos profesionales, tanto en cuanto a la regulación legal como a los instrumentos de evaluación y las estrategias de intervención. La profesora es Maribel Morueco, directora del centro Gaspar Hauser, con el apoyo del catedrático de Psicología Básica Antoni Gomila, pero se invita también a profesionales de la psicología para que den una visión más concreta de su trabajo. A raíz de la charla de Mariluz Alonso, psicóloga responsable del centro de día de Aspace, surgió la iniciativa de organizar esta visita de los usuarios del centro.

En un aula del edificio Guillem Cifre de Colonya, los jóvenes con discapacidad cerebral no han parado de plantear preguntas y explicar cómo se sienten. Preguntas y afirmaciones como:

  • «¿Como os sentís cuando encontráis a alguien con silla de ruedas por la calle?»;
  • «No nos gusta que nos miren como si fuésemos seres extraños»;
  • «Me gustaría caminar como vosotros, para no tener que depender tanto de la gente»;
  • «Cuando llega la Navidad, estoy más triste, por la situación en la que estoy»;
  • ¡Tenemos que mirar la parte positiva de las cosas!»;
  • «¿Por qué estudiáis Psicología?»;
  • «¿Qué música os gusta escuchar?»;
  • «¿Que pensáis del proceso independentista catalán?»;
  • «¡Tengo dificultades para hablar y para moverme, pero en lugar de fijarnos en aquello que no puedo hacer, mejor si nos fijamos en aquello que sí que puedo hacer! Puedo mover los ojos como vosotros y con los ojos me puedo comunicar a través de la tecnología».

Su buen humor, la inteligencia más allá de las limitaciones, y una risa permanente ha sido un gran lección de vida para todos los presentes.

Fecha de publicación: 03/12/2015