Escuchar

Una tecnología diseñada en la UIB, al servicio de la gestión de la nueva movilidad de personas basada en información sanitaria fiable

Un equipo multidisciplinario de investigadores de la Universidad de las Islas Baleares ha diseñado y patentado una tecnología basada en un nuevo uso de imágenes QR para aportar el máximo de información fiable durante la movilidad y crear un marco de rastreo que respete la privacidad de los datos de las personas

 

Superada la primera ola de la COVID-19, es preciso realizar una gestión cuidadosa de la vuelta a la normalidad para vigilar posibles contagios que puedan derivar en un rebrote. En este sentido, la Unión Europea ha publicado normas comunes para empezar a levantar las medidas de confinamiento para la contención de la pandemia, entre las que destacan la necesidad de recopilar datos con un sólido sistema de comunicación entre las entidades implicadas y crear un marco de rastreo de contactos que respete la privacidad de los datos.

Frente a esta hoja de ruta, un equipo de investigadores del grupo de trabajo SmartDestination/SmartCity, de la Universidad de las Islas Baleares propone poner en funcionamiento del contenedor digital ShareEQR, una tecnología patentada por la UIB (P201530982) y que fue evaluada en el simulacro MARSEC-17, realizado en 2017, en respuesta a la llegada de un barco internacional con una posible infección.

El contenedor digital ShareEQR se basa en imágenes QR para establecer un sistema sólido de comunicación entre las entidades implicadas en el control de la movilidad y permite crear un marco de rastreo siempre respetando la privacidad de los datos para conseguir la máxima protección de la población.

Seguimiento en el marco de la nueva movilidad

En el proceso de salida del confinamiento, se ha puesto en marcha una nueva movilidad de la población por edades, territorios y, también, por situación sanitaria, que permite tanto el seguimiento y la reacción rápida ante posibles casos nuevos, como el proceso de garantizar, por parte de los cuerpos de seguridad, este confinamiento desigual por zonas, territorios o perfiles de ciudadanos.

Esta tarea de gestión de una posible reducción del confinamiento desigual precisa de la coordinación y la colaboración entre instituciones para trasferir información sensible:

  • El sistema sanitario público y privado, como un sólo gestor de la salud pública, que deberá establecer y validar los perfiles sanitarios individuales de cada persona.
  • Los agentes socio-económicos, que necesitarán procedimientos para autorizar la movilidad permitida de trabajadores y de los agentes sociales.
  • Y, finalmente, los cuerpos de seguridad y de emergencias con miembros repartidos sobre el terreno, que deberán validar y asegurar el cumplimiento de las restricciones de seguridad durante el establecimiento de la nueva movilidad permitida.

Además, también será necesario evaluar, de forma continuada y conjunta, la movilidad permitida para tener una visión global y para que las autoridades sanitarias puedan realizar el seguimiento de nuevos casos y establecer las cadenas de contagio de una forma más precisa a partir de las lecturas de validación disponibles con el ShareEQR.

Una imagen que los ciudadanos se pueden descargar

Para desarrollar esta propuesta no sería necesario que la población se descargase ninguna aplicación específica, sino que únicamente debería obtener la imagen EQR que emitirían las entidades certificadoras de la información contenida (salud, empresa -en el caso de trabajadores-, servicios sociales -en el caso de necesidades especiales...).

La herramienta propuesta genera la imagen EQR a partir de las tres fuentes de datos. La información llegaría a la plataforma encriptada de origen y, por tanto, se generaría la imagen EQR, que quedaría a disposición del ciudadano final con una dirección de descarga, que se le podría facilitar a través del correo electrónico o de un mensaje SMS, si fuera preciso.

Datos encriptados

La información encriptada quedaría protegida en todo el proceso y no aparecería fuera de los servidores de las entidades responsables. El proceso de validación sobre el terreno lo haría el agente autorizado utilizando una aplicación lectora autorizada. Este agente pediría la imagen EQR al ciudadano y podría validar su contenido en función de los privilegios que tuviera la aplicación lectora. Así, los agentes de los cuerpos de seguridad podrían acceder a la información de identidad y de movilidad, y los agentes sanitarios, a la información de identidad y médica.

En ambos casos, se podría capturar el instante en el que se hubiera hecho esta lectura y, por tanto, la información se podría analizar para saber qué desplazamientos habría realizado aquel ciudadano, si fuera necesario. Se trataría, por tanto, de disponer de una información distribuida y contenida sólo en la imagen EQR que podría ser usada para la movilidad, para el acceso a los servicios públicos o para trasladarse a territorios que hubieran estado restringidos o, en otras situaciones que en este momento no se pueden prever.

Una tecnología compatible con otras aplicaciones

Los lectores de códigos QR son muy usados y, por tanto, se pueden implementar lectores en un terminal móvil, pero también utilizar máquinas lectoras para el control de accesos. Esta funcionalidad aportada por la tecnología EQR es complementaria a la que se pueda desarrollar con aplicaciones destinadas a realizar un seguimiento de casos con usuarios finales. Por tanto, sería factible incluir esta tecnología EQR junto con otras soluciones basadas en el uso de aplicaciones móviles por parte de la población.

La tecnología desarrollada crea un apoyo digital fiable e inviolable que permite disponer de toda la información posible durante los procesos de validación, gestión de la movilidad y atención de los servicios públicos. Además, esta herramienta permite que cada lectura hecha se pueda usar como un punto de monitorización y se puedan realizar análisis de seguimiento de nuevos casos sabiendo qué desplazamientos se han llevado a cabo de forma anónima y sin datos centralizados.

Además, la herramienta desarrollada mediante la aplicación de la tecnología EQR es capaz de eliminar completamente el apoyo de papel, reducir al mínimo la interacción entre personas para la verificación de la información y facilitar la creación de protocolos de gestión de la movilidad en función de criterios sanitarios y de seguridad.

El equipo de la UIB

Este desarrollo ha estado coordinado por el doctor Bartomeu Alorda Ladaria, profesor titular de la UIB, director de Innovación y Transferencia de la UIB, coordinador del grupo de trabajo SmartDestination/SmartCity de la UIB e investigador principal del grupo d’eHealth y Telemedicina Multidisciplinaria mediante Sistemas Inteligentes Ciberfísicos del IdISBa.

Han participado en el desarrollo de la tecnología ShareEQR:

  • Cristian Carmona Gómez, profesor asociado del Departamento de Física, miembro del equipo ShareandTech y del grupo de Construcciones arquitectónicas e ingeniería de edificación de la UIB.
  • Jordi Ballester Caldentey, alumno del grado de Telemática de la UIB y miembro del equipo ShareandTech.
  • Francesc Mas Ynarejos, investigador colaborador del Departamento de Física, miembro del equipo ShareandTech, miembro del grupo de trabajo SmartDestination/SmartCity de la UIB y excoordinador de innovación jubilado del Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Palma.

El grupo de trabajo SmartDestination/SmartCity

El grupo de trabajo se concibió como un espacio de relación y oportunidad para hacer aportaciones, desde las diferentes áreas de la investigación de la UIB, a la necesidad de incorporar tecnologías para la gestión del territorio y de la destinación turística asociada.

Algunos resultados de este grupo de trabajo están asociados al establecimiento de convenios específicos entre el Ayuntamiento de Palma y la UIB, como la creación de un laboratorio conjunto en la Playa de Palma, el apoyo para la puesta en marcha de la SmartWifi de Palma, el diseño y la evaluación de la infraestructura SmartSensPort-PALMA de la Autoridad Portuaria de las Islas Baleares o el apoyo para el desarrollo, por parte del IBETEC, de la infraestructura IoTIB del Gobierno de las Islas Baleares.

Fecha del evento: 13/05/2020

Fecha de publicación: 13/05/2020