Árboles y plantas dan vida a la nueva zona para peatones del campus universitario

La zona para peatones que se ha habilitado recientemente entre los edificios Ramon Llull y Mateu Orfila i Rotger, del campus universitario, se ve ahora complementada con el ajardinamiento de los espacios de tierra.

La idea del ajardinamiento nace de la suma de opiniones aportadas durante un proceso de estudio realizado entre diferentes miembros de la Universidad de las Islas Baleares y técnicos de le empresa adjudicataria del servicio de mantenimiento de las zonas ajardinadas de la Universidad, la que ha ejecutado los trabajos de ajardinamiento de esta parcela, y ha llevado a cabo así la  propuesta de mejora  que la dicha empresa presentó, en la pasada licitación, para la gestión del servicio de mantenimiento de las zonas ajardinadas y área rural de la Universidad de las Islas Baleares, cuidado de los huertos y limpieza de la urbanización del campus (exp. 6/15). Por tanto, esta actuación, que pretende conferir orden e identidad a este espacio verde, teniendo en cuenta, además, la vegetación existente, el lugar donde se encuentra y el tipo de usuario asiduo del recinto, no ha supuesto ningún gasto adicional para la Universidad.

La zona ya posee una vegetación arbórea de calidad y singularidad, que se ha respetado y ha sido protagonista del proyecto. Algunos ejemplos son los ejemplares existentes de Quercus ilex (encina), Quercus suber (roble) y Ginkgo biloba.

Por otro lado, se ha previsto el tipo de usuario que, especialmente, es el estudiante universitario y que ha sido clave para la elección de especies, ya que la vegetación tenía que funcionar como material de estudio para el alumnado de Biología, Botánica o asignaturas similares.

Con todo, se pueden diferenciar claramente tres zonas en el jardín:

1. Zona de mata con planta mediterránea, que comprende una superficie de 1.825 m2 y tiene como objetivo configurar un paisaje mediterráneo. Algunas de estas especies vegetales son:

Estrato arbóreo

  • 12 unidades de Pinus halepensis.
  • 8 unidades de Cupressus sempervirens.
  • 13 unidades de Chamaerops humilis.
  • 4 unidades d’Olea europaea sylvestris.

Estrato arbustivo

  • 29 unidades de Salvia microphylla.
  • 20 unidades de Pistacia lentiscus.
  • 11 unidades d'Arbutus unedo.

La distribución de las plantas es orgánica y emula un paisaje natural. No obstante, los árboles de puerto más grande se han colocado en el fondo, para hacer pantalla y esconder una de las vías de tráfico rodado de entrada a la Universidad.

Para añadir un punto de color y de esta manera romper la homogeneidad del verde, se han incorporado algunos ejemplares de Cercis siliquastrum (árbol del amor) y Salvia microphylla.

Un camino sinuoso recorre el espacio por dentro de esta masa, con el objetivo que el usuario pueda disfrutar y tener un contacto más próximo y de intimidad.

2. Zona de vegetación fósil, próxima al edificio Anselm Turmeda. Comprende una superficie de 1.782 m2. Está compuesta por vegetación primitiva o muy antigua, dioica, es decir, que el sexo está en diferentes individuos y no en el mismo. Son plantas que asumen un aspecto de mata, caracterizadas por unas hojas suculentas y brillantes. En este grupo hay:

  • 15 unidades de Zamies furfuracea
  • 10 unidades de Cyca revoluta

La especie Ginkgo biloba pertenece, también, a este grupo de «fósiles vivientes», per lo que se han plantado 2 unidades que, junto con los otros ejemplares existentes, completan esta zona y le dan coherencia.

Este espacio dispone de árboles de gran magnitud, con carácter, belleza y de cierto valor patrimonial, como son las encinas y un alcornoque, por lo que se decide potenciarlo con la plantación de ejemplares significativos de Magnolia grandiflora, Cedrus Libani y Cedrus deodara.

3. Zona de color y de carácter ornamental, confrontada por el edificio Ramon Llull y el edificio Guillem Colom Casanovas, comprende una superficie de 1.596 m2. Es un área bastante diferente de las otras, dado que el estrato arbustivo asume un cierto protagonismo por la tonalidad de las flores y hojas, y por su aspecto «silvestre», aunque son plantas muy utilizadas en la jardinería ornamental. Las especies escogidas son:

  • 550 unidades de Perovskia atriplicifolia: Inflorescencias de color azul?lila.
  • 500 unidades de Mulenbergia capillaris: Flores de color rosa.
  • 185 unidades de Bulbine frutescens: Flores de color amarillo anaranjado.
  • 330 unidades de Gaura lindheimeri: Flores de color rosa pálido.

Por otro lado, para hacer sombra y reforzar la explosión de color en la época de floración de cada una de les especies seleccionadas, estas superficies arbustivas se han combinado con la plantación de los árboles siguientes:

  • 7 unidades de Jacaranda mimosifolia.
  • 5 unidades de Brachychiton acerifolius.  

 

Fecha de publicación: Fri Nov 11 14:58:00 CET 2016